Quién es Quika

Profesional de aficiones tardías, así lo llamaría un amigo que nació con la vida resuelta.

El barro me atrapó a los 25 años. Las clases de la ceramista Alicia del Olmo y su pasión por la cerámica, enganchan, pero había algo más en el barro. Suelo decir… Trabajando el barro me siento más yo. Y es que, es un material generoso, que te permite viajar al interior de la conciencia mientras trabajas y sorprenderte de lo que allí atesoras.

Y con eso trabajo, es mi vida. Mi inspiración es lo cercano, los paseos por el campo, sus colores, sus matices y el día a día, con mi familia, mis animales…

Mis piezas son artesanales, únicas y sencillas, pero llenas de vida y me gusta pensar, que se disfrutan con los sentidos.

En los talleres, intento acercar ésa forma de “estar presentes” con el barro y al mismo tiempo dejarse ir, sin juzgarse, sin compararse, para disfrutar así, de esa inmensa sensación de fluir con uno mismo, con él.

Pin It on Pinterest

Share This